Ensayo sobre el gobierno civil

Puntos fundamentales de la obra escogida

Locke maneja la naturaleza humana desde una perspectiva del estado natural, donde reina la libertad individual, sin depender o estar subordinado a la voluntad de otro. Es por esta misma libertad que, si los bienes o intereses del individuo se ven dañados éste castiga al agresor según su propia estima. Además existe cierta paz y tranquilidad en el estado natural. Sin embargo, este mismo estado natural presenta riesgos para los individuos que habitan en él y para los bienes que éstos poseen, de ahí es que surge la necesidad del individuo de asociarse.

Los seres humanos, con esta libertad que poseen y su capacidad para razonar, constituyen una sociedad civil mediante un acuerdo contractual. La creación de este orden social tiene como principal finalidad la salvaguarda de los bienes y la propiedad, así como la seguridad del individuo, lo que a su vez otorga al individuo mayor bienestar. Si bien es cierto que el individuo cede su poder político de acción (que más adelante se explicará) que poseía en el estado natural, ahora tiene una mayor seguridad y respaldo entre los miembros de la sociedad.

A grandes rasgos esto es la base que maneja Locke en esta obra: la sociedad se ha creado por medio de un contrato que garantiza la preservación del individuo y de sus bienes. No obstante, aún hay un aspecto que atender en cuanto a la creación de las leyes que han de regir a esta sociedad y garantizarla. Una de las primeras reglas dentro de la sociedad civil es la constitución de un poder legislativo, este poder se erige para la preservación de la sociedad con la creación de normas que a la sociedad le convengan. En este poder se deposita el poder político de los gobernados, lo que le infiere legitimidad y fuerza al poder legislativo. Es donde los individuos se tienen que encontrar representados puesto que es el poder en donde han depositado su confianza.

Locke reconoce la labor indispensable del poder legislativo para la preservación de la sociedad, mas también conoce de los instintos humanos como la ambición. La creación de contrapesos y equilibrios para el poder político es muestra de que el bienestar social debe de estar por encima de intereses personales. Si con esto no bastare para enfrentar la tiranía y las violaciones a la ley, a su vez, da como opción la disolución del gobierno, el sustituir a los delegados en quienes se ha depositado la confianza del pueblo por otros más aptos para la labor, por individuos que cumplan con la enmienda que les ha sido entregada: el bienestar de la sociedad.

Aspectos relacionados con el conflicto

Si bien el estado natural de Locke, a diferencia del estado natural de Hobbes, es más pacífico y tranquilo, existe dentro de él la posibilidad latente de que en algún momento el individuo se vea desprotegido ante amenazas externas, amenazas que van más allá de la falta de seguridad física en el estad natural.

A esto se aúna la falta de seguridad legal, pues cada individuo vive según se lo dicte su razón por lo cual las normas entre ellos nunca serán equiparables, a pesar de partir de la misma esencia de respeto al otro. De igual forma, no se cuenta con la participación de un juez imparcial para la impartición de justicia, al cual las partes en conflicto se sometan y acaten su veredicto, y por ende no se haga el cabal pago de culpas y resarcimiento de los daños.

 

Aspectos relacionados con la negociación

Ante la problemática que implica el vivir en estado natural, se propone la creación de una sociedad civil, en donde los individuos puedan establecerse con seguridad. El gobierno referido nace del consenso y del acuerdo contractual entre todos los individuos que forman parte de la sociedad. Son los intereses en común, en este caso la salvaguarda de la propiedad, lo que contribuye al acuerdo entre los individuos.

Parte de que la conciliación sea contractual surge por la necesidad de una ley establecida, aceptada, conocida y firme que sirva por común consenso de norma de lo justo y de lo injusto, y a la par, sea una medida común para que puedan resolverse por ella todas las disputas que surjan entre los hombres de la sociedad.

El hecho de que un individuo viva y conviva dentro de una sociedad es muestra de que está de acuerdo con la relación contractual que se ha formado, así como con las leyes que rigen la preservación de la sociedad. Al hacer pleno uso de su razón y estar conciente, por ende, es responsable de sus actos y se somete a la subordinación de las normas.

Aspectos relacionados con la sociedad

Como se ha dicho en clase, la sociología y la politología están íntimamente ligados en la obra de Locke y este texto no es la excepción. No es de extrañarse que haya tópicos que pudieran ir en ambas divisiones. No obstante, dividiré los aspectos como el presente trabajo lo requiere, así como para un mejor manejo de la información.

Ya se ha señalado lo que es y las características el estado de naturaleza, aquel estadio en donde el individuo no está organizado de forma social. Se ha dicho que es un espacio donde la libertad individual es básica, no se depende, ni se está subordinado a la voluntad de otro. Debido a ello, nadie tiene derecho de agredir a la persona o los bienes del otro. No hay dominio.

Además de este estado natural existe uno llamado estado de guerra donde la malicia, la violencia y la agresión imperan. Se ven involucradas dos fuerzas sociales siendo la destrucción del prójimo el fin, al estar expuesta a su merced tanto la vida como la libertad propia. “La razón ordena defenderse de aquel que pretende quitar la libertad” dicta Locke en el texto.

Por su parte, el estado de esclavitud es la extensión del estado de guerra, con la subordinación del vencido ante el vencedor y la pérdida de libertades estatutarias, sin embargo, el esclavo sigue en posesión tanto de sus bienes como de sí mismo al ser un individuo. Una característica importante es que el esclavo no se considera parte de la sociedad civil, pues él no ha elegido estar en ella.

Un poder mencionado por Locke es el poder paternal, el cual lo define como el poder temporal del padre sobre el hijo para cuidarlo y defenderlo, ya que el hijo aún no posee la capacidad para enfrentarse solo. Este poder no es autoritario, ni severo, pues se dedica a la educación, a la ayuda y preservación de la prole. Dentro de la constitución de la sociedad la familia es parte importante, por lo que la sociedad conyugal es un pacto voluntario de convivencia y procreación.

Dentro de la dinámica social todo individuo aún estando dentro de una sociedad establecida sigue lo que dicta el estado natural, pues incluso el mismo poder político nace y está constituido bajo estos rubros. Locke reconoce puntos claves dentro de esta dinámica, como lo son que el proceder de todo individuo beberá estar guiado siempre con la razón, la responsabilidad ante los actos y el conocimiento de la ley; así como, el respeto y la preservación de uno mismo y de los demás miembros dentro de la sociedad.

 

Aspectos relacionados con la política

En cuanto a lo rubros relacionados con política, ya se ha mencionado que la finalidad primordial de la formación de la sociedad civil es la salvaguarda de la propiedad. No obstante, aun faltan elementos alrededor de dicha sociedad.

En primera instancia, el motor de este gobierno civil son los mismos integrantes de la sociedad en su conjunto. El individuo renuncia a su poder político al entrar en sociedad, el individuo renuncia a hacer lo que mejor le parezca para la preservación propia y de sus bienes, así como de castigar e impartir justicia por su propia mano. Al privarse de dicho poder político, éste pasa a los poderes gubernamentales que son los encargados de legislar, ejecutar y preservar el respeto a las leyes, de aquí nace el carácter de legitimidad que adquieren los ciudadanos al formar parte del gobierno.

Un aspecto importante, derivado del depositar este poder político, es el del sometimiento frente a la ley. Se debe recordar que la libertad del hombre sólo se “somete” ante el poder establecido dentro de un Estado. A su vez, la libertad se ejerce dentro de la ley, es el conocimiento de la ley lo que le señala al individuo su acción de libertad. De esta forma la adhesión a la sociedad civil es voluntaria. Si bien al entrar el individuo en sociedad éste renuncia a ciertas libertades, dentro de la sociedad se mantendrá más cómodo y seguro, pues sus derechos (bienes, propiedades y su libertad misma) no se verán violados.

De igual forma ya se ha hablado de la necesidad de leyes establecidas, aceptadas y conocidas que indiquen las normas a seguir dentro de la vida social. El pacto convenido debe incluir a todos y mantener a la familia como la estructura primaria de poder, además de ello, las leyes son aplicables hacia el interior de la sociedad únicamente. Nadie dentro de la sociedad civil queda exento de la aplicación legal, por lo que se puede señalar la aplicación universal de las leyes para los individuos.

Ante tal situación, la sociedad precisa de un poder imparcial que con base a la ley establecida imparta justicia, además de un poder que ejecute la sentencia y vele por el respeto a las leyes. Todo esto debe de estar encaminado al bien común, la paz y la tranquilidad.

Bajo dicha pauta, una de las primeras reglas para la sociedad civil es la constitución de un poder legislativo, este poder se erige para la preservación de la sociedad con la creación de normas que a la sociedad le convengan. Las leyes dictadas por el poder legislativo son aplicables a todos por igual.

Así mismo este poder no puede ser arbitrario, ni disponer de los bienes privados, por lo que es indispensable la existencia de leyes promulgadas y aceptadas dentro de la sociedad. No se puede gobernar con decretos improvisados o decisiones imprevisibles. Las personas a las que les fue atribuida el poder de legislar no pueden transferir a manos ajenas esta obligación, puesto que la comunidad los ha elegido a ellos.

Las leyes precisan ser cumplidas de forma ininterrumpida y tienen vigencia constante, se necesita de un poder que las haga respetarse, de aquí surge la necesidad de separación entre el poder legislativo y el poder ejecutivo. De igual forma, Locke señala la existencia de un poder llamado federativo para llevar las relaciones convenientes de la sociedad con el exterior. Uno es hacia la parte interna (ejecutivo), el otro hacia la externa (federativo). A pesar de ser dos poderes se reconoce que es más conveniente ponerlos en las mismas manos.

En cuanto al la jerarquía de poderes Locke menciona que al ser el poder legislativo el creador de las normas legales dentro de la sociedad, no hay ley sin su consentimiento, todos los poderes constituidos dentro del gobierno deben de estar subordinados a él.

La existencia del poder legislativo puede ser interrumpida, mas no así la del poder ejecutivo debido a que “no siempre hay necesidad de nuevas leyes, mas sí siempre de la ejecución de las leyes en vigor”. Por ello es que una facultad más del poder ejecutivo es el convocar y el disolver al poder legislativo.

Un aspecto a tomar en cuenta, es lo que Locke señala como una prerrogativa, que es la posibilidad de los poderes constituidos de resolver un asunto en caso de que la ley quede muda ante el aspecto a resolver. La prerrogativa no deberá ser contraria con el bienestar de la sociedad, por lo que se debe de emplear la razón y el buen juicio.

Posteriormente y por ser un tema recurrente de la época, la posesión de territorios ultramarinos, Locke señala que en la conquista, no se tiene derecho sobre la propiedad de los conquistados. La instauración de un poder sobre el otro pueblo fracasará sin el consentimiento del pueblo conquistado. No se puede disponer de la vida, ni de los bienes de los no contendientes, sólo de la vida de los contendientes. De hacerlo se caería en usurpación, el autor lo demuestra al interior de la sociedad. En la usurpación alguien se posesiona de algo que le pertenece a otro por derecho. El usurpador no tiene de su lado al derecho.

Otra variante del uso del poder es la tiranía, la cual es el ejercicio del poder fuera del derecho, el tirano se guía por su propia voluntad y sus designios están encaminados según sus ambiciones. Quien se sirve del poder que le fue conferido para otros fines ajenos al bienestar social, es un tirano. En este apartado Locke es muy puntual al señalar que ni el poder, ni la riqueza son excusa para hacer uso del despojo y la opresión; no se justifica el abuso de autoridad en ningún nivel. Bajo esta pauta es que el autor inglés vuelve a referirse a la igualdad dentro de las leyes.

Finalmente, Locke recuerda que la sociedad política es el convenio realizado por cada cual para unirse con los demás dentro de una sociedad y obrar como uno solo. Se disuelve este convenio por: a) la conquista extranjera (se vuelve al estado natural donde cada individuo se hace cargo se sí); b) un gobierno que haga actos contrarios al beneficio social o por verse alterado en su constitución original, por ello la comunidad puede remover a los miembros que ostenten cualquier poder político si es que no cumplen de forma debida con sus funciones.

 

Aspectos relacionados con la economía

Al ser este libro un tratado de salvaguarda de los bienes y propiedades de los individuos es indudable que el principal rubro económico gira en torno al la preservación de los bienes y la propiedad del individuo. Esta es la finalidad de la constitución de la sociedad política, gobierno o sociedad en general como tal.

Además de ello, el libro presenta algunos otros aspectos económicos de importancia y habla de cómo es que se crea esta propiedad. El esfuerzo de convertir algo de la naturaleza en otra cosa productiva, trae consigo el derecho de propiedad sobre la materia. A su vez, el derecho de propiedad tiene un límite, pues no se puede poseer más allá de lo que se puede trabajar, ya que esto estaría privando el derecho de los demás. Por ende, la medida de propiedad es el mismo trabajo del individuo. Locke identifica esto como el aparcamiento, lo que sin duda previene de cualquier actividad monopólica.

Aspectos señalados también por el autor es lo referente al uso del dinero para otorgar equivalencia a los productos, lo que sería un valor de cambio. Allende de que la autorización de impuestos debe de provenir por parte de los gobernados, ya sea de forma directa o de sus representantes. Este aspecto que sin duda también tiene la misión de proteger los recursos de los miembros de la sociedad.

 

Aspectos relacionados con la comunicación

En la obra revisada de John Locke no se encontró ningún aspecto relacionado con la comunicación más allá del necesario para darse a entender entre los individuos.

 

Opinión

Ensayo sobre el gobierno civil es una de las principales obras de John Locke que permite vislumbrar su ideario liberal respecto al papel del Estado y su pensamiento económico. Escrito hace más de 300 años, el ensayo expone la causa principal del surgimiento de la agrupación Estatal con base en un acuerdo contractual, fruto del consenso entre los individuos.

Como todo escrito social, la escritura del autor se ve determinada por su contexto, Locke no es la excepción. Una sociedad saliente del feudalismo, el desarrollo de la guerra civil inglesa y el inicio de una burguesía pujante son los principales factores detrás del texto. La construcción de un mercado cimentado en el trabajo no se encontraba segura bajo un régimen monárquico, por ende, los bienes materiales de la burguesía corrían riesgo de no encontrar seguridad legal. La obra de Locke responde a esta necesidad, la creación de un parlamento y un poder ejecutivo del pueblo, darían incursión en la vida política a miembros de la sociedad que vieran por ésta.

Los argumentos, en los que el autor inglés se basa para ello, son que el monarca no tiene ninguna injerencia en la libertad, ni en la voluntad de los individuos puesto que éstos han nacido libres según su estado natural y en ellos mismos está el poder político ya explicado en el trabajo. Luego entonces, al estar (o incluirse) los individuos en sociedad estos entregan dicho poder político a las instituciones legalmente constituidas, y por ende, estos preceptos son los que le otorgan la legitimidad a un gobierno proveniente del pueblo. La voluntad de una sociedad está donde se encuentra la mayoría de la voluntad de sus individuos.

Desde mi perspectiva esta obra permite al lector observar los puntos de conciliación para la constitución de un Estado de carácter contractual, explicando paso a paso porque es que los individuos tienen ese poder de elección. De igual forma, Locke en todo momento está consciente de los constantes conflictos dentro de la sociedad, por ello precisa la existencia de métodos coercitivos para el cumplimiento de la ley bajo ciertos parámetros previamente estipulados, a la par, señala puntos clave para la depuración del poder gubernamental como lo sería la sustitución o destitución de los individuos en su cargo público.

Finalmente un punto de convergencia importante entre las dos lecturas es que ambas ponderan la igualdad en la aplicación de la justicia y el respeto a las leyes. Con su lenguaje y a sus formas, cada autor expone sus argumentos del porqué es necesaria la inclusión de todos los ciudadanos y el respeto a sus derechos como individuos dentro de la sociedad. Sin duda, en más de 300 años este sigue siendo un gran pendiente, la no exclusión y la igualdad legal entre los individuos.

 

 

Bibliografía

Locke, John. Ensayo sobre el gobierno civil. Porrúa. México, 2005. 159 pp.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: